• Unidos Con Cristo

La oración

En el último blog te enseñé como la adoración es una de las plataformas que Dios nos dio para entrar a la esfera celestial, a ese lugar llamado el Espíritu, donde estamos sentados con Jesús a la diestra del Padre, bendecidos con toda bendición espiritual en las regiones celestes.


Aún con nuestras mejores intenciones, cuando empezamos a orar, muchas veces no empezamos en la esfera del Espíritu, y muchas veces tenemos que orar para orar. 


Recuerda que en oración, todo nuestro ser está activo y participando; espíritu, alma y cuerpo. Nuestro espíritu está unido al Espíritu de Dios; Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 1 Corintios 6:17. Pero nuestra alma (mente, voluntad y emociones) se tiene que sujetar a nuestro espíritu, y allí es donde el enemigo pelea. Puedes estar orando, hablando con Dios por fe, orando en lenguas, y tu mente está activa, produciendo pensamientos del pasado, del presente o del futuro, o viene a tu mente cosas que tienes que hacer... a veces recuerdas cosas olvidadas etc. 


Cuando eso sucede, continúa orando en lenguas y con el entendimiento, hasta que tu alma se sujete a tu espíritu, y cuando eso suceda ¡has cruzado el umbral a la esfera del Espíritu, y el estar sentado con Jesús en lugares celestiales se hace una realidad! 

Y allí, en ese lugar con Jesús, totalmente cedido al Espíritu Santo, empiezas a ser guiado por Él a orar la perfecta voluntad de Dios por todos los santos. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. Romanos 8:26-27.

El seguir orando hasta cruzar a la esfera del Espíritu es un proceso que yo he experimentado muchas veces en mi vida de oración, y me he dado cuenta que no sólo tenemos que visitar ese lugar (la esfera del Espíritu) una o dos veces; podemos aprender a vivir allí, hasta encontrar un lugar de permanencia allí.

Una vez escuché a un hombre en una iglesia que había asistido a la oración corporal unida, normalmente ese hombre era un orador en fuego, sabía como participar y como suministrar la unción en la oración corporal. Un día llegó pero estaba desanimado, con la cabeza caída y sin poder orar. Cuando se terminó el servicio le preguntaron por qué no había podido participar y suministrar su unción en oración, y el hermano dijo: “es que antes de venir tuve una gran pelea con mi esposa y cuando llegué a la oración no podía cruzar al espíritu“.


¿Qué es lo que estaba diciendo este hermano? Que no pudo cruzar al espíritu porque permitió que su estado emocional lo dominara, y no le dejó usar la plataforma de la oración para accesar el trono de la gracia.  ¿Qué debes hacer si alguna vez te encuentras en una situación como la de este hermano, que antes de venir a orar y entrar a la esfera del Espíritu, tus emociones están alteradas porque experimentastes una situación desagradable? Se puede accesar al lugar llamado el Espíritu desde un lugar natural con emociones alteradas?  Lo primero que debes hacer es ejercitar fe en la Sangre de Jesús. Y por medio de esa fe en Su Sangre, cruzar el umbral a la esfera del Espíritu. 


Segundo, usa el nombre de Jesús, para accesar a la esfera del Espíritu.  Y tercero, ¡usa la Palabra de Dios, la espada del Espíritu! La palabra implantada en ti. Al estar orando en lenguas, el Espíritu Santo traerá a tu mente una Palabra que está en depósito en ti, úsala, háblala, declárala por fe, y en la fuerza y vida de esa Palabra cruzarás a la esfera del Espíritu.  ¿Por qué así? ¡Porque la escritura es la verdad! Y nos da un punto de vista alto. Nos impulsa más allá del problema con el que hemos estado luchando en la esfera natural. ¡A Dios le place enviar Su Palabra y librarnos de los ataques del enemigo! ¡Envió Su Palabra (que sale de tu boca) y los sano y los libro de su ruina! (Salmo 107:20).

QUÉDATE CONECTADO

Puedes seguir conectado con el Dr. E. Daniel Ponce y Ministerios Unidos Con Cristo siguiéndonos en las redes sociales.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

CONTÁCTANOS

Ministerio Unidos Con Cristo  P.O. Box 4060 Houston, TX. 77210-4060   (713)924-5100

© 2020 Ministerios Unidos Con Cristo. Todos los derechos reservados.