• Unidos Con Cristo

Más que vencedores

La Justicia es la fuerza espiritual que nos capacita para pararnos delante de nuestro Dios (quien es Santo), sin ningún sentido de culpa, condenación, pecado o inferioridad. Esta justicia se nos dio como regalo cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y nuestro Salvador. ¡Fuimos declarados por Dios INOCENTES DE CULPA delante de Él! 


La misma justicia de Dios se nos fue dada en Jesucristo, y Dios mismo declaro que somos justicia de Dios en Cristo Jesús; Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1 Corintios 1:30. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. 2 Corintios 5:21.


Porque somos la misma justicia de Dios, él se deleita con nosotros. Jesús fue hecho pecado para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en él.


Al mismo tiempo, el Padre nos hizo sentar con Jesús en lugares celestiales; y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, Efesios 2:6. Estamos en él, y él está en nosotros; Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. Juan 17:23.


Hemos sido lavados, limpiados y perdonados con la sangre que Jesús derramó y ofreció a su Padre, la última ofrenda por el pecado. La conciencia pecaminosa ya no está en ti, sólo que continúes escuchando las mentiras de satanás; De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. Hebreos 10:2. De la única manera que puedes adquirir una conciencia de justicia, es renovando tu mente a la palabra de Dios. 


El Padre mismo nos invita a su trono de gracia a tener comunión con él allí; acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazonesde mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Hebreos 10:22.


¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Antes, EN todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Romanos 8:35, 37.


Mira lo que dice, “EN todas estas cosas”, eso quiere decir que cuando estas experimentando en tu vida y en tu caminar de fe estas cosas mencionadas, en medio de ellas, ¡somos más que vencedores! 


Jesús nunca dijo que esas cosas no vendrían, dijo; “cuando vengan esas cosas, en medio de ellas ¡somos más que vencedores!" ¡Considérate y créete más que vencedor, porque lo eres!

En estos tiempos en los que hemos entrado, si continúas llenando tu corazón con la palabra de Dios, y continúas caminando en amor ágape (el amor que se da), y te rehusas a temer, entonces estarás lejos de la opresión y del temor que ha venido al mundo. Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti. Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. Isaías 54:14-15. El perfecto amor echa fuera todo temor, no sólo un poco de temor, ¡no! echa fuera todo temor. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 1 Juan 4:18.  El temor te conecta con la maldición que está en la tierra, a causa de la desobediencia de Adán; pero la fe te conecta con la bendición de Abraham, que viene sobre los que hemos recibido a Jesús como nuestro Señor y Salvador; para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. Gálatas 3:14. ¡Hablo de la fe de Dios! La fe que viene por el oír, y por el oír y por el oír la Palabra viva y revelada de Dios; Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Romanos 10:17. ¡Te animo para que en estos tiempos de opresión y de temor en el mundo, escuches, como nunca antes habías escuchado, la palabra viva y revelada de Dios!  Baja el volumen al ruido del mundo y sube el volumen a tu oído espiritual. Esa decisión solo tú la puedes tomar, ¡hazlo! ¡Yo sé que tú puedes!, y con esa decisión, entra a este despertamiento espiritual que se está llevando a cabo en todo el mundo, especialmente en el Cuerpo de Cristo, Su Iglesia.


"Por lo cual dice:

Despiértate, tú que duermes,

Y levántate de los muertos,

Y te alumbrará Cristo."

Efesios 5:14.


~ Julio E. Hernandez


QUÉDATE CONECTADO

Puedes seguir conectado con el Dr. E. Daniel Ponce y Ministerios Unidos Con Cristo siguiéndonos en las redes sociales.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

CONTÁCTANOS

Ministerio Unidos Con Cristo  P.O. Box 4060 Houston, TX. 77210-4060   (713)924-5100

© 2020 Ministerios Unidos Con Cristo. Todos los derechos reservados.