• Unidos Con Cristo

¡Ponte en la brecha por tus hijos!

Padres, pónganse en la brecha a favor de sus hijos.

La Escritura nos enseña una promesa acerca de la familia que ningún padre debe ignorar. Especialmente, en los tiempos en donde estamos, es muy importante que los padres cristianos trabajen en su fe a favor de sus hijos y de sus hijas.


"Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare." Hechos 2:39. "Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa." Hechos 16:31.


Estos versículos contienen información vital, importante, que no puedes olvidar, no puedes ignorar, y no puedes poner esta responsabilidad en nadie más. Las promesas de bendición de Dios te son dadas a ti como padre y madre de familia, y como herencia espiritual a todos tus hijos/as.

Esas promesas van cumpliéndose como caminas en obediencia a la palabra de Dios, y te paras firme en el poder de la oración. Mira lo que Dios dice en Génesis 28:4; "y te dé la bendición de Abraham, y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que moras, que Dios dio a Abraham". Las bendiciones de Dios sean para ti y para todos tus hijos, para cada uno de ellos.

Como padres de familia, no sólo tienes el derecho, pero también el mandamiento de Dios, de ponerte en la brecha e interceder por tus hijos hasta que las promesas de Dios se vean y se cumplan, y se manifiesten en sus vidas. Mira lo que dice la escritura en Proverbios 13:22; El bueno dejará herederos a los hijos de sus hijos; pero la riqueza del pecador está guardada para el justo.  

Dice claramente allí, que “un buen hombre le deja herencia a sus hijos”, no dice que los hijos le dejan herencia a los padres, son los padres los que deberían dejar herencia rica y espiritual a sus hijos, lo que Dios provee, lo que Dios da, lo que Dios bendice, pasa de los padres a los hijos, y de los hijos a los hijos, ese es el plan de Dios para las familias. Padres llenos del Espíritu y la Palabra, lo tienen que iniciar por medio de la oración, y la intercesión a favor de sus hijos y el poder de la fe de Dios en y por medio de su Palabra.


¡Por medio de tu fe declara el futuro de tus hijos! ¡Declara el futuro de tus hijas! ¡Declara con fe lo que Dios ha dicho acerca de ellos! ¡Ora, intercede lo que Dios ha revelado a tu corazón acerca de tus hijos y de tus hijas! 

Dios tiene un plan para cada uno de ellos, pero son los padres los que deben orar esos planes hasta que sus hijos y sus hijas lleguen a la edad y al conocimiento de la fe a donde Jesús viene a su corazón, y ahora ellos pueden tomar lo que tú ya oraste, declaraste, intercediste, y seguir avanzando hasta que la perfecta voluntad de Dios en todas las áreas de su vida se manifieste.

Cada vez que los hijos tienen necesidad, son los padres los que deben de ser sus intercesores en la presencia de Jesús el Señor, el Salvador, el Proveedor, el Protector, el Buen Pastor. Son los padres de familia los que deben pararse en el poder del Espíritu Santo y la Palabra como mediadores entre el cielo y la tierra, entre Dios y sus hijos, hasta que los hijos puedan pararse por ellos mismos en fe con Dios.  Timoteo enseñó cómo debe ser la responsabilidad de los padres creyentes de proveer para los suyos, ¡los que están fuertes en fe oran esa provisión y la proveen! 1Timoteo 5:8. La oración para la familia, para los hijos, para las hijas, es la responsabilidad más grande de los padres. Padres, oren para que el Señor supla la necesidad de sus hijos, su necesidad espiritual, mental, emocional, y física, para que el Buen Pastor, el que ha dicho que es poderoso para hacer que “abunde sobre nosotros toda Gracia... a fin de que teniendo siempre EN TODAS LAS COSAS todo lo suficiente, abundemos para toda buena obra", 2 Corintios 9:8, siempre esté activo en sus vidas.  Y si tus hijos se apartaron del Señor, se fueron de tu casa, te perdieron respeto, no quieren nada contigo o con Dios, ¡quédate en la brecha a favor de ellos, el Buen Pastor los alcanzará, los atraerá a él, y por consiguiente a ti!  Ponte en la brecha por tus hijos! Julio E. Hernández ~

QUÉDATE CONECTADO

Puedes seguir conectado con el Dr. E. Daniel Ponce y Ministerios Unidos Con Cristo siguiéndonos en las redes sociales.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

CONTÁCTANOS

Ministerio Unidos Con Cristo  P.O. Box 4060 Houston, TX. 77210-4060   (713)924-5100

© 2020 Ministerios Unidos Con Cristo. Todos los derechos reservados.